Enfoque

En la última década, empresas líderes a nivel mundial, como GE, Google, P&G, han pasado de utilizar un esquema de decisiones basado en opiniones a una gestión basada en la evidencia. Hoy el foco está puesto en la gestión de personas, un campo que ha experimentado una profunda transformación a través de la incorporación del método científico en sus procesos, así como el entendimiento del comportamiento y la motivación de las personas en relación a su trabajo. Las empresas cuentan hoy con información sobre sus empleados que les permite realizar análisis sofisticados para mejorar cómo se toman las decisiones sobre su capital humano.

En la actualidad, existen dos herramientas, que están revolucionado la gestión de personas y que han permitido que reconocidas empresas internacionales desarrollen una nueva mirada sobre el tema, alcanzando excelentes resultados. Este modelo nosotros los hemos traído a Chile.

-Consiste en combinar psicología, economía, sociología y neurociencia para entender el comportamiento humano y el proceso de toma de decisiones.

-La evidencia científica sistemáticamente ha mostrado que las personas no son los agentes perfectamente racionales que la teoría económica tradicional supone. Somos influenciados mucho más de lo que creemos por múltiples sesgos inconscientes, estados emocionales, y por el ambiente que nos rodea. Para enfrentar estas limitaciones utilizamos heurísticas, que son reglas simples y eficientes que nos permiten hacer juicios y tomar decisiones complejas. Estos atajos mentales, que se activan automáticamente, resultan ser útiles en contextos donde hay falta de información, atención o tiempo. Sin embargo, muchas veces nos conducen a cometer errores en la formulación de nuestros juicios y decisiones.

-Esta disciplina entrega importantes insigths de cómo las personas piensan y se comportan en ambientes laborales. Muchos de éstos tienen aplicaciones directas sobre áreas clave de la gestión de personas, como la selección, las compensaciones y el desarrollo organizacional.

-En el caso de la selección de personas, los reclutadores presentan sesgos inconscientes durante la evaluación de un candidato lo que los lleva a cometer errores y por ende a tomar decisiones equivocadas.

-Si podemos identificar esos sesgos, podemos diseñar un proceso de selección más efectivo que le permita a las organizaciones seleccionar a las personas que realmente se van a desempeñar de la manera esperada en sus respectivos cargos.

-Los principios del Behavioral Economics pueden ser aplicados en todo el proceso de selección, desde la estrategia de búsqueda hasta la decisión de contratación, incluyendo la experiencia del candidato.

-Busca a través de la data y las herramientas de análisis, tomar mejores decisiones asociadas a la gestión de personas.

-Cada día, las organizaciones cuentan con más información sobre diferentes dimensiones de sus actividades de negocios. People Analytics utiliza esta data para identificar insights que expliquen cómo los comportamientos de las personas en el trabajo inciden en los resultados.

-Este enfoque ha venido a revolucionar la forma en la que las decisiones sobre las personas son tomadas en las organizaciones. Mientras que tradicionalmente la mayoría de las decisiones sobre la gestión de personas, como por ejemplo, ¿a quién contratar? o ¿cuál debería ser el esquema de compensaciones? se tomaban basadas exclusivamente en la intuición de sus ejecutivos, hoy se están tomando basadas en el análisis de data.

– Empresas como Adidas, Google, GE, JP Morgan, Microsoft, etc.  líderes a nivel mundial están comenzando a utilizar People Analytics de manera exitosa en áreas tales como selección, compensaciones y evaluación de desempeño, debido a que han descubierto que los beneficios de aplicar este enfoque en los modelos de gestión de personas son considerables debido a que los resultados económicos dependen principalmente de las relaciones entre las personas y de las decisiones que éstas toman.

-En el área de selección de personas, People Analytics contempla el uso de técnicas de análisis que van desde métricas simples, hasta la construcción de modelos predictivos para apoyar las decisiones de contratación.